Puntos de Referencia | N°424, marzo 2016

El Anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica. Resumen de principales medidas

Un plan de descontaminación regula actividades contaminantes, en un área saturada, (la Región Metropolitana en este caso), para que ésta cumpla con las normas primarias de calidad ambiental (NCA). El El Anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (AP) en comento será el cuarto para la RM, con importantes implicancias para los habitantes de Santiago. La Región Metropolitana, se encuentra saturada por material particulado fino y grueso (PM2,5 y PM10), y ozono (O3). A su vez se encuentra latente para monóxido de carbono (CO). Las versiones anteriores han sido un instrumento importante en la mejora de la calidad del aire, pero no han logrado cumplir las metas definidas.
Las actividades en las que se centra el AP, sin perjuicio de imponer metas más estrictas a las actividades ya reguladas son principalmente, las residencias (uso de leña), el transporte incluyendo la maquinaria fuera de ruta (construcción), y un sector nuevo (operaciones agrícolas). La reducción de emisiones planeada generaría beneficios por USD 7.707 millones y costos de USD 1.686 millones, en 11 años. A su vez considera restricciones para la circulación vehicular durante los meses de invierno.
Quizás el aspecto de mayor relevancia en el presente AP es la derogación orgánica de aquellas políticas que han regulado por décadas las emisiones del sector industrial (grandes emisores), el único que ha cumplido sus metas con relación a sus emisiones totales (másicas), el cambio en la restricción vehicular (donde se genera una restricción regresiva al restringir vehículos solo por edad sin una consideración de sus emisiones reales) y la prohibición casi absoluta del uso de leña para calefacción.
El AP no puede seguir utilizando la lógica de normas de emisión en concentración. El resultado será actividades de baja emisión, pero dado el ingreso de nuevas actividades los resultados positivos en el corto plazo, se revertirán y por lo tanto no se cumplirán las metas. En 5 años más tendremos que volver a modificar el Plan. El presente AP debiera reformularse conceptualmente y limitar definitivamente las emisiones másicas para todos los sectores.
El AP incluye aspectos positivos como la consideración de dos períodos anuales y la regulación del material particulado secundario, generando equivalencias de emisiones entre contaminantes lo cual permitirá reducciones más eficientes.

Descargas
Katz Ricardo

Katz Ricardo

Ver más del autor