Notas de Prensa N° 67, junio de 2016

Investigador del CEP en la OECD

Imagen foto_00000006Durante estos días se realiza en Paris el Forum 2016 de la OECD, que este año tiene como tema principal la productividad. "Aumentando la productividad y promoviendo un crecimiento inclusivo y sostenible", es el título del encuentro que se desarrollará entre el 31 de mayo y el 1 de junio, a la que concurren representantes de los países de la OECD, empresarios, investigadores, quienes analizarán cómo desde la última crisis mundial, la productividad crece más lento y aumenta la desigualdad.
En esta reunión, participa el investigador del Centro de Estudios Públicos (CEP), Raphael Bergoeing, en su calidad de vicepresidente de la Comisión de Productividad a la que convocó el gobierno de Michelle Bachelet.
El programa del Forum 2016 está organizado en torno a tres tópicos:

- Productividad y crecimiento inclusivo
- Innovación y economía digital
- Colaboración internacional

Raphael Bergoeing destacó que la discusión sobre productividad que se ha dado en esta instancia va mucho más allá de una perspectiva meramente económica. A él le tocó participar en una reunión de trabajo sobre digitalización y productividad. En su grupo se analizó el rol de los medios en la era digital. "Discutimos sobre acceso abierto a creación y difusión de contenidos, veracidad, rol para la regulación, el futuro de los medios tradicionales y digitales, el efecto en la democracia y sus riesgos, dado el manejo de gran cantidad de información y la concentración por parte de empresas de parte del mercado". Además, otros grupos abordaron temas como el futuro de la academia y la difusión del conocimiento, los impuestos en un contexto de regulación global, las pequeñas y medianas empresas en la era digital.
Sostiene que existe "mucha preocupación por el rol de los gobiernos como barrera al desarrollo de estas tecnologías en relación a la protección de datos personales y a la renuencia a cambiar leyes vigentes. Eso es similar a lo que estamos discutiendo en Chile". Sin embargo, Bergoeing destacó una diferencia muy relevante respecto a cómo se aborda el futuro. "Estos ejercicios exigen imaginar cómo será el mundo en 2030, la transición para llegar allí y los problemas que esto generará. En Chile, es muy difícil analizar desde la política pública con horizontes de largo plazo. Seguimos prisioneros de gobiernos de 4 años sin reelección", concluyó