Estudios Públicos | N° 141, 2016

La diversidad política va a mejorar la ciencia de la psicología social

José L. Duarte, Jarret T. Crawford, Charlotta Stern, Jonathan Haidt, Lee Jussim, Philip E. Tetlock

Los psicólogos han demostrado el valor de la diversidad —en especial, la diversidad de puntos de vista— para potenciar la creatividad, la capacidad de descubrimiento y la solución de problemas. Pero un tipo clave de diversidad sigue ausente en la psicología académica, en general, y en la psicología social, en particular: la diversidad política. Este artículo revisa la evidencia disponible y halla elementos que respaldan cuatro afirmaciones: 1) La psicología académica solía tener una considerable diversidad política, pero la ha perdido casi por completo en los últimos 50 años. 2) Esta falta de diversidad política puede socavar la validez de la psicología social como ciencia, al introducir valores liberales en las interrogantes y metodologías de investigación, alejar a los investigadores de temas de investigación relevantes, pero políticamente incómodos y generar conclusiones que describen erróneamente tanto a los liberales como a los conservadores. 3) Una mayor diversidad política mejoraría la ciencia de la psicología social, reduciendo el impacto de los mecanismos de sesgo, tales como el sesgo de confirmación, y empoderando a las minorías disidentes para que mejoren la calidad de la reflexión de las mayorías. 4) La baja representación de no liberales en la psicología social muy probablemente se deba a una combinación de autoselección, ambiente hostil y discriminación. El artículo concluye con una serie de recomendaciones para lograr una mayor diversidad política en la psicología social.

Descargas