Otros documentos 18 de mayo de 2018

Análisis Metodológico de la Encuesta del Centro de Estudios Públicos

Metodología | Pablo Marshall |

Siguiendo la tradición de transparencia de la Encuesta CEP, publicamos el Informe completo del Profesor Marshall y un Resumen Ejecutivo.

Las encuestas políticas de intención de voto que se realizan previo a una elección presidencial juegan un importante rol para la sociedad: permiten conocer las percepciones de las personas en materias políticas, económicas y sociales para el diseño de mejores políticas públicas, proveen una herramienta para monitorear y orientar las campañas políticas de los distintos candidatos y predicen el resultado de la elección. A diferencia de muchos otros estudios de opinión, las encuestas políticas están sujetas al constante contraste con la realidad, lo que las hace especialmente expuestas a críticas y al desafío de hacer constantes mejoras en su metodología.

Las encuestas previas a la elección presidencial del 19 de Noviembre de 2017 en Chile mostraron, en la mayoría de los casos, estimaciones con diferencias significativas en relación a los resultados observados en la elección. La encuesta realizada por el Centro de Estudios Públicos (CEP) en Sep-Oct 2017 no fue la excepción. Las diferencias entre la mayoría de las encuestas y la votación real fueron básicamente tres: (i) una sobreestimación del voto agregado de los candidatos de centro derecha en 7.6 puntos porcentuales, (ii) una sub-estimación del voto de B Sánchez de 11.5 puntos porcentuales, entre el voto de los candidatos de centro izquierda, con la consiguiente sobre-estimación en el voto de A Guillier y M Enríquez-Ominami, siempre entre el voto de centro izquierda y (iii) estimaciones para el votante probable con errores incluso superiores a los resultados para el total de la población mayor de 18 años.

Desde que se implantó el voto voluntario, en las últimas dos elecciones presidenciales, el error de las encuestas electorales en Chile ha aumentado de manera significativa. Y hay una explicación para este resultado: las encuestas políticas son quizás los únicos estudios de opinión donde se deben predecir tanto la intención de voto como la asistencia a votar. En la elección presidencial 2013 las encuestas electorales tuvieron un buen desempeño en promedio, pero mucha variabilidad. En la elección 2017, los resultados de las encuestas, salvo por excepciones, fueron consistentes entre sí pero alejados de la realidad de manera significativa.

Las críticas de la opinión pública a las encuestas electorales no es un fenómeno propio o exclusivo de Chile. EE.UU. y Reino Unido, dos países con larga tradición y alto desarrollo en encuestas políticas, han tenido recientemente errores en sus encuestas electorales de igual o mayor magnitud y/o consecuencia que los errores de las encuestas realizadas en Chile para la elección 2017. En la elección presidencial 2016 en EE.UU. las encuestas daban a H Clinton entre 77% y 99% de probabilidades de ganar y perdió. Por su parte, en la elección general de 2015 en el Reino Unido, las encuestas pronosticaban un eventual empate entre conservadores y laboristas pero la realidad de la elección general mostró una ventaja de 7 puntos porcentuales para los conservadores.

El análisis de la información disponible de las encuestas realizadas en Chile, previo a la elección presidencial de Noviembre 2017, y el análisis particular de la encuesta CEP Sep-Oct 2017, permiten explicar algunas de las diferencias entre las estimaciones de las encuestas y los resultados efectivos de la elección del 19 de Noviembre. Las diferencias observadas se podrían explicar por (i) el momento en el cual se realiza la encuesta, (ii) la representatividad de la muestra y (iii) el modelo de voto voluntario.