Estudios Públicos Nº 102, 2006.

Aristóteles, la justicia política y la democracia deliberativa

Óscar Godoy A. |

El autor expone el trabajo analítico que le sirvió de base para dos conferencias dictadas el 29 de junio y el 6 de julio de 2005, en el contexto del ciclo "Aristóteles, filósofo para este tiempo", organizado por el Centro de Estudios Públicos (CEP). Aristóteles, según el autor, toma como punto de partida de su teoría política una doble genealogía de la ciudad (pólis): la naturaleza y la obra del legislador. Desde esa premisa, Aristóteles homologa la justicia política y la constitución, entendida como la organización de la ciudad. De esa homologación fluye una argumentación que pretende demostrar que los principios básicos de la constitución son el criterio fundamental para adjudicar, entre los ciudadanos, el poder político. Un poder que los ciudadanos van a ejercer como participación en los procesos de deliberación y decisión de la democracia. En este campo, el autor analiza la concepción aristotélica sobre la co-deliberación y el discurso retórico que le sirve de canal de expresión.