Puntos de Referencia | N° 439, octubre 2016

Cambio en el sistema electoral, simulaciones de las elecciones de diputados

Bajo el nuevo sistema, mientras más grande es un pacto más son los votos de su lista y sus cuocientes tienen mayor magnitud, por tanto la coalición gana más escaños.

En abril del año 2015, luego de 26 años bajo el sistema binominal, se promulgó la Ley N.º 20.840 para las elecciones parlamentarias, que estableció un sistema proporcional moderado.

Lo que se hace en este trabajo es utilizar los resultados de las elecciones de concejales de 2008 y 2012, además de la de consejeros regionales (CORES) del año 2013, en que se eligieron los cargos bajo un sistema proporcional, para acercarse a una posible proyección de los resultados de las elecciones de diputados bajo el nuevo sistema.

Para esto se definen tres escenarios distintos. En el primero, la Nueva Mayoría y Chile Vamos forman una lista cada uno para todos sus candidatos. En el segundo, de manera similar a las últimas elecciones de concejales y CORES, la Nueva Mayoría se divide en dos listas distintas (una incluye al pacto PPD-PRSD-PC-MAS-IC y la otra al PDC-PS) y Chile Vamos continúa presentando una sola. Por último, al igual que la Nueva Mayoría, Chile Vamos se divide en dos listas, una conformada por RN y la otra por la UDI.

Luego, el principal resultados que se obtiene es que, bajo el nuevo sistema de elecciones parlamentarias, tanto la Nueva Mayoría como Chile Vamos maximizan el número de escaños que ganan si continúan con los pactos que históricamente han conformado. Bajo el nuevo sistema, mientras más grande es un pacto más son los votos de su lista y sus cuocientes tienen mayor magnitud, por tanto la coalición gana más escaños.

Sin embargo, si la Nueva Mayoría al igual que en las de concejales o consejeros regionales, no logra formar una sola lista, y se divide en dos pactos distintos, es posible que pierda algunos escaños. Pero si sus partidos obtienen votaciones similares a las de las pasadas elecciones de concejales y CORES, posiblemente seguirán teniendo mayoría en la Cámara de Diputados.

Aunque, bajo este mismo escenario, si, como castigo por la baja aprobación de este gobierno, un cinco por ciento del electorado decidiera votar por Chile Vamos en lugar de la Nueva Mayoría, entonces las simulaciones muestran que el histórico pacto de centro izquierda obtendría el 49.03 por ciento del total de escaños mientras que la centro derecha alcanzaría el 47.10 por ciento de ellos. Por tanto, la Nueva Mayoría podría perder la mayoría absoluta en la cámara.

Francisco Szederkenyi V.

Francisco Szederkenyi V.

Ver más del autor