Noticias | Notas de Prensa N° 225, agosto 2018

Capitalismo: a 10 años de la crisis subprime

Los economistas Rodrigo Vergara, Claudia Sanhueza y Andrés Solimano debatieron sobre el estado de salud del sistema económico global y sus perspectivas.

Imagen foto_00000002¿Qué lecciones se derivan de la Crisis Financiera Global reciente y cómo cambiará esta al capitalismo del siglo 21?. Esa fue la gran pregunta que animó el debate en el marco del programa Crítica y Celebración que reunió el 29 de agosto pasado a Claudia Sanhueza, Andrés Solimano y Rodrigo Vergara.

El investigador senior del CEP, Rodrigo Vergara partió poniendo en perspectiva la dimensión de la Crisis Financiera Global (CFG) de 2008, diferenciándola de la Gran Depresión (GD) de los 20. “En la Gran Depresión el PIB real de Estados Unidos cayó 25% y cifras de esa magnitud se vieron en gran cantidad de países alrededor del mundo. En la CFG la caída fue de 3%”. Argumentó que la última fue menos severa porque los economistas aprendieron mucho de la crisis del 29. “Ben Bernanke aplicó una política monetaria fuertemente expansiva (…) a pesar de las enormes críticas que sufrió, fue tremendamente activo en apoyar al sistema financiero, porque los costos que dicho sistema se cayera, como sucedió en la GD, hubieran sido catastróficos”.

A la hora de sacar las lecciones del caso, Vergara mencionó en primer lugar que si los sistemas financieros no se regulan y supervisan bien tienden a los excesos, que luego se transforman en burbujas y finalmente en crisis. La segunda, es que hay que preocuparse de los que pierden con la globalización, pues se generan tensiones sociales como producto de la apertura, tal como se ha apreciado en el surgimiento de los movimientos contrarios a la globalización, los populismos y los nacionalismos. En este sentido dijo que “el capitalismo del siglo XXI debe tener más presente a los perdedores, no sólo en materia de globalización sino también de progreso técnico que irá dejando a algunos atrás. Procesos como la capacitación continua (obviamente en la medida que sea eficiente) van en esa dirección. Hay un rol importante del Estado en esta materia”.

Claudia Sanhueza, en tanto, destacó que el capitalismo afecta gravemente el funcionamiento de la democracia y que precisamente eso es lo que a ella le preocupa. “El “capital” –dijo– modela las reglas bajo las cuales se vive. En los países desarrollados fue más evidentemente. Por una parte, se financiaron los derechos sociales, el gasto público, con deuda pública, no con impuestos. El capital no quiere pagar impuestos más altos, pero si está dispuesto a endeudar a los estados”. Por otra parte, agregó que al capitalismo no le importa la desigualdad, sino que es su causa .

Al final, dijo que todo se ha transformado en un problema político. “Lamentablemente, la centro izquierda ha quedado inmovilizada y ha perdido terreno. Su fracaso no ha sido porque hay los ciudadanos son pro capitalistas, sino porque no ha sabido tomar el lugar que le corresponde. Se compró como dijimos antes el discurso de no ser “los duros”. Ahora están al acecho los populistas de extrema derecha. Los nacionalistas como Trump, que no ganan con discursos pro-capitalistas, sino más bien con lo contrario”, concluyó.

El tercer expositor, Andrés Solimano subrayó que la crisis sub-prime de 2008-09 se originó en Estados Unidos, en contraste con las múltiples crisis ocurridas en economías emergentes y países en desarrollo en los últimos 30-40 años y que la década (2008-2018) posterior a la crisis financiera global ha estado marcado por una recuperación desigual en diversas economías. Añadió que la economía y sociedad global también enfrentan desafíos de carácter estructural, varios exacerbados por las crisis del 2008-09 y sus secuelas de estancamiento y errática recuperación. Un factor preocupante –señaló– es el aumento de la desigualdad de ingresos y riqueza en países como Estados Unidos, Rusia, China y otros que sufren desigualdad crónica como los de América Latina.

Según el economista, “el capitalismo global en su versión actual de persistentes desequilibrios macroeconómicos y sociales, cambios en los liderazgos económicos globales (Estados Unidos versus China) y la alta preponderancia de actores dominantes en el sector financiero, con elites de alto poder económico e influencia política en un contexto de alta desigualdad, enfrenta complejos desafíos que requerirán liderazgo, reformas de largo alcance y coherencia para ser enfrentados exitosamente”.

Revise el audio de este seminario aquí

Comunicaciones CEP

Comunicaciones CEP

Ver más del autor