Debate Políticas Públicas Debates de Política Pública, N° 37, marzo 2021

Una mirada a la dependencia en Chile

Javiera Gazmuri V. | Carolina Velasco O. |

En lo que sigue se analizan las características de los dependientes y cuidadores junto con los costos que implica el cuidado.

En Chile, la Ley 20.422 define dependencia como “El estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de una o más deficiencias de causa física, mental o sensorial, ligadas a la falta o pérdida de autonomía, requieren de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar las actividades esenciales de la vida”. Esta definición es distinta a la de discapacidad ya que las condiciones y limitaciones de los individuos tienden a ser diferentes. Tanto en Chile como en el resto del mundo existe consenso sobre cómo medir la discapacidad, pero no ocurre lo mismo con la dependencia, lo que genera problemas para la coordinación de políticas públicas enfocadas en personas dependientes.

Por cada persona que se encuentra en situación de dependencia, existe una segunda (cuidador) que debe proveer asistencia en las actividades que la primera no puede realizar, tanto de manera formal (pagada) como informal (no pagada). Esta labor puede limitar al cuidador informal en su capacidad para estudiar, trabajar o realizar otras actividades que le permitan desarrollarse. Esto no solo puede generar una agobiadora carga extra física, sino que también económica y emocional. El cuidado termina por limitar la vida personal, social y familiar de quien lo otorga, viéndose con ello afectado su nivel de bienestar emocional. Esto se ve reflejado en mayores tasas de estrés psicológico, peores estados anímicos, pérdida de sensación de control y autonomía, depresión, entre otros (Sherwood et al. 2005).

Si bien existen personas dependientes (en adelante, dependientes) en todos los grupos etarios, la mayor proporción de ella corresponde a adultos mayores. En efecto, el envejecimiento trae consigo un aumento en el porcentaje de la población que posee enfermedades y dificultades asociadas a esta etapa de la vida, las que los pueden llevar a un estado de dependencia. Según estimaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el porcentaje de adultos con 60 años o más en Chile el año 2015 estuvo entre 10% y 19%, mientras que será de más de 30% para el año 2050, similar a lo estimado para Canadá o Europa. Ello implica que cada año van a existir más personas con necesidad de ayuda y se va a requerir de más individuos que sean capaces de proveerla.

75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS