Estudios Públicos Nº 103, 2006.

Una evaluación social de la introducción de la telefonía IP sobre banda ancha

Alexander Galetovic | Ricardo Sanhueza |

Este trabajo estima el cambio del excedente social si se introduce la telefonía IP sobre banda ancha. De un lado, quienes ya tienen una conexión de banda ancha pagarían menos. Del otro lado, la migración de clientes desaprovecharía economías de escala en la telefonía tradicional.

Usando el modelo aplicado en la última fijación tarifaria se concluye que la telefonía IP sobre banda ancha haría caer el bienestar social, pero esta conclusión no es robusta. Si el error de medición del modelo de costos fuera del orden de 10%, no se podrían rechazar la hipótesis nula que uno elija.

Sin embargo, la telefonía IP sobre banda ancha tiene efectos distributivos importantes. Si el 5% del tráfico emigra, los usuarios que permanezcan en la telefonía tradicional deberían pagar US$1,15 millones más cada mes ($213 más por línea), mientras que quienes emigren pagarían US$798.815 menos ($12.912 menos por línea). Si emigra el 25% del tráfico, estas cifras crecen a, respectivamente, US$4,77 millones más mensuales ($976 por línea), mientras que quienes emigren pagarían US$3,08 millones menos ($5.226 menos por línea).