Estudios Públicos N° 11, 1983.

Crecimiento, recesión y mercado

Juan Andrés Fontaine T. |

Con frecuencia las crisis económicas profundas, como la que hoy vive Chile, llevan a cuestionar el modelo económico y social vigente, sostiene el artículo. Así, en el debate público que ha levantado la actual recesión se percibe un cierto acuerdo en que en el libre mercado —la expresión de las decisiones económicas de consumidores, ahorrantes, trabajadores y empresarios— se encuentra la principal causa de nuestros males. Curiosamente, advierte el artículo, esta idea es compartida, al parecer, por ciertos gobiernistas y por los opositores: los unos, porque defienden las políticas aplicadas; los otros, porque desconfían de un modelo de desarrollo basado en el mercado. El presente artículo elabora una visión diferente. Plantea que el problema actual es cíclico y no estructural. El pronunciado ciclo que ha experimentado la actividad económica no se debe a una falla de los mercados libres, sino a determinadas deficiencias de las políticas macroeconómicas —cambiaria, monetaria, salarial— que deben orientar las decisiones de los agentes económicos. Se señala que el rol macroeconómico del Estado es cuidar que los precios claves de la economía no se separen de sus trayectorias de equilibrio, y nuestra reciente experiencia es prueba de lo grave que puede ser un desempeño inadecuado de dicho rol. En consecuencia, el autor concluye sugiriendo una estrategia de reactivación que haga al Estado asumir cabalmente su rol macroeconómico. Dicha estrategia constituye un respaldo para el modelo de desarrollo que el Gobierno ha estado construyendo desde 1974, el cual —pese a la inestabilidad macroeconómica imperante— le ha ofrecido al país una tendencia central de crecimiento más alta que aquella que habría obtenido del modelo tradicional, bajo las desfavorables condiciones internacionales del período.

63.649 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.169 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.002 SEGUIDORES SÍGUENOS
4.690 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
672 SEGUIDORES SÍGUENOS