Estudios Públicos Nº 15, 1984.

Democracia, partidos políticos y transición: El caso chileno

Hernán Larraín |

La democracia es el sistema de gobierno que parece más adecuado para cimentar en Chile un régimen político estable y duradero. Un tránsito desde el actual estado de cosas hacia su consolidación definitiva exige revisar las dificultades que sufrió el país en forma previa a su instauración, los factores que cabe resolver para afianzar su éxito, las modernizaciones que demanda y ciertas precisiones al modelo que se intenta aplicar.
Respecto de las dificultades previas, el trabajo analiza el régimen de partidos políticos imperante hacia comienzos de la década del setenta, caracterizándolo de múltiple, pluralista y altamente polarizado, perfilando un esquema de división en tres tercios, que habría sido causante de la ingobernabilidad del país.
En cuanto a los factores que son necesarios para alcanzar su reconstrucción, se mencionan, en primer lugar, elementos de integración social, referidos al papel de la familia y de la religión. A continuación, se abordan ciertos elementos de sustento al orden político que se estiman insoslayables para cimentar el futuro del país, a saber: la clase media, la organización comunal, las sociedades intermedias y las instituciones en general.
El documento sostiene, luego de lo anterior, que es necesario revisar el entorno específico en que deberán funcionar los actores políticos y las consiguientes modernizaciones que resultan exigibles, particularmente de los partidos políticos. Estas apuntan a aspectos de carácter organizacional, a la tecnificación en el manejo del medio político, al reconocimiento de nuevos hábitos políticos y partidistas, y a la absorción de las nuevas inquietudes colectivas. Finalmente, el trabajo plantea la necesidad de precisar las características que un régimen democrático debe tener en Chile luego de las recientes experiencias, para lo cual se hace un acopio de antecedentes históricos y de otra índole en tal dirección. Aclarado este necesario marco conceptual, se concluye señalando que la transición debe resolver diversas condiciones como requisitos inevitables, si se quiere realmente ser eficaz en su propósito. Estas serían:
1 La recuperación económica.
2 Un régimen de partidos políticos.
3 Un sistema electoral.
4 Un proceso que legitimice la adopción del régimen de partidos y del sistema electoral.
5 Una actitud del gobierno y de la oposición democrática.
6 Tres definiciones fundamentales: la Constitución, el Marxismo y las Fuerzas Armadas.

73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS