Estudios Públicos Nº 9, 1983.

Los economistas y la igualdad

George J. Stigler |

Los economistas como clase se han opuesto siempre tanto a la desigualdad como a la igualdad de ingresos. Sin embargo, una síntesis así no revela el principal cambio de actitud ocurrido durante la última generación. De Smith a Marshall, uno de los objetivos de una buena política social, aunque de los menos importantes, fue una mayor igualdad de ingresos. Inclusive John Stuart Mill, un evangelista a quien el bondadoso destino concedió un padre lógico, prefería el capitalismo al comunismo, a pesar de estar de acuerdo con todas las exigencias de los comunistas y atribuir grotescas deficiencias al capitalismo.