Estudios Públicos N° 123, 2011

El Simce en el contexto de la Ley de Aseguramiento de la Calidad de la Educación. Opciones para mejorar nuestro sistema de evaluación

María José Ramírez |

El propósito de este artículo es aportar al debate para que nuestro sistema nacional de evaluación, el SIMCE, cumpla mejor con su misión de fomentar una educación de calidad a través de la evaluación. Este debate es especialmente relevante en el contexto de la entrada en vigencia de la Ley de Aseguramiento de Calidad de la Educación de 2011. Esta ley enfatiza la función de control externo de la evaluación (accountability), lo que es importante para poner presión al sistema. Sin embargo, existe el riesgo de que con esta ley pase a un segundo plano la función de apoyo pedagógico de la evaluación. Esta función se materializa cuando los profesores analizan los resultados de sus alumnos, relacionan estos resultados con el currículo e implementan estrategias pedagógicas para que sus alumnos aprendan. A la luz de la experiencia internacional, este artículo argumenta a favor de un SIMCE que refuerce la función de apoyo pedagógico, abriendo mayores espacios de participación a los profesores en la evaluación. Esto —se señala— es imprescindible para crear una cultura de evaluación en la escuela, para empoderar a los profesores en su rol profesional y, en última instancia, para mejorar aprendizajes y la calidad de la educación.

75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS