Estudios Públicos N° 136, 2014

Hojas de Parra / Salto mortal en un acto

José Manuel Salcedo | Jaime Vadell |

Muchos de los poemas de Nicanor Parra tienen un definitivo cariz dramático, donde distintos personajes hablan desde sí mismos. No es de extrañar, entonces, que sus textos se hayan llevado al teatro al menos en cinco ocasiones, aunque con distinta suerte. En 1970, bajo un título que hoy resulta profético, se estrenó Todas las colorinas tienen pecas o sólo para mayores de 100 años. En 1983, se adaptó, como monólogo, Sermones y prédicas del Cristo de Elqui. En 1992, el teatro de la Universidad Católica montó la traducción que Parra realizó de El rey Lear, que, como bien se sabe, es un texto que tiene tanto de Shakespeare como de Parra. En 1994, como parte de los homenajes a sus 80 años, se puso en escena una obra titulada Parranda.