Estudios Públicos Nº 40, 1990.

Selección de escritos filosófico-políticos de Dante

Dante Alighieri | Joaquín Barceló |

¿Quién no ha oído al menos hablar de Dante como poeta? Sin embargo, el autor de la Divina Comedia es escasamente conocido como filósofo. Es cierto que su pensamiento se funda por entero en la escolástica aristotélica del siglo XIII, pero, curiosamente, la filosofía política fue el único aspecto en que dio muestras de una verdadera originalidad. Su tratado De la Monarquía –título que en realidad debería ser traducido como Del Imperio– fue condenado a la hoguera por el Papa Juan XXII en 1329 e incluido en el Index de libros prohibidos en 1554. La razón de estas condenas fue que Dante impugnaba en él la legitimidad de la autoridad temporal de la Iglesia y defendía la radial autonomía política del Imperio, es decir, la separación de la Iglesia y el Estado. El fundamento filosófico en que apoyó su planteamiento –la doctrina de la doble felicidad del hombre y del doble fin de la vida– fue un aporte original suyo y, a juicio de un conocedor tan profundo y ponderado como Gilson, representa uno de los más graves peligros que hayan amenazado jamás al pensamiento tomista.