Estudios Públicos Nº 58, 1995.

Reforma a los sistemas de pensiones: Peligros de los sistemas opcionales en América Latina

Raúl Bustos |

Chile fue el primer país latinoamericano en reformar su sistema de pensiones; tras él, diversos países de la región han introducido cambios en sus regímenes de pensiones. Sin embargo, ninguno de ellos ha implementado el modelo chileno de capitalización individual y administración privada en su pureza.
En este trabajo se exponen las reformas de Perú, Colombia y Argentina, explicando por qué, al mantener como una opción indefinida el antiguo sistema de reparto, estos nuevos regímenes de pensiones tienen altas posibilidades de fracasar. Por otro lado, frente a estos casos, el anteproyecto de ley boliviano parece promisorio.
De acuerdo al autor, la experiencia chilena indica que los incentivos para que los afiliados impongan en uno u otro sistema (de reparto o capitalización), si se les da la opción, son primordiales para el éxito de la reforma. Los llamados "sistemas opcionales" (introducidos en Argentina, Perú y Colombia) son muy tentadores en tanto atenúan significativamente la resistencia natural ante modificaciones radicales e inmediatas. No obstante, ellos constituyen un obstáculo para que el sistema de capitalización pueda llegar a prosperar y sustituir al sistema de reparto.