Estudios Públicos Nº 59, 1995.

El rol de la madre como mediadora en el proceso de habilitación

Violeta Arancibia |

El proceso de "aprender a aprender" no es función directa de la exposición a contenidos específicos de enseñanza, sino de la exposición del individuo a experiencias de aprendizaje mediatizado en el hogar, que son las que permiten primeramente el desarrollo de las facultades cognitivas e intelectuales del niño. Puesto que las madres "habilitadas" (conforme al concepto de "habilitación" propuesto en el trabajo de Ignacio Irarrázaval, "Habilitación, pobreza y política social") presentan características en su actuar diario que corresponden a las requeridas para que el proceso de mediación se efectúe, en este artículo se postula que los hijos de estas madres tendrán más posibilidades de alcanzar un buen rendimiento y altos niveles de escolaridad, así como de repetir en el futuro este círculo virtuoso.
En el caso de los más pobres, advierte la autora, este círculo virtuoso de la habilitación puede constituir un recurso de enorme potencial para salir de la pobreza. Para ello, en consecuencia, es necesario apoyar e instruir a la madre —puesto que ella suele ser la principal educadora en la familia— para que pueda llegar a ser una mediadora eficaz del aprendizaje de sus hijos.

66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS