Estudios Públicos Nº 59, 1995.

Punto de partida similar y punto de llegada dispar

Arturo Fontaine T. |

Rara vez se encuentra en las ciencias sociales una población relativamente homogénea como la considerada en la investigación "Habilitación, pobreza y política social". En efecto, las personas que recibieron casetas sanitarias entre los años 1985 y 1986 presentan, hasta donde puede conocerse, un punto de partida similar. Sin embargo, al cabo de siete años se observan importantes diferencias al interior de ese mismo grupo humano. ¿Por qué?
Si nos atenemos a lo que dicen los propios entrevistados —advierte Arturo Fontaine Talavera en estas páginas—, la explicación parece encontrarse más en factores valóricos y culturales, de tipo familiar y personal, que en otros de índole estructural. El tamaño de la familia, el tiempo de escolaridad y la capacidad para aprovechar oportunidades de empleo pueden ser entendidos como factores culturales. Si esto fuera correcto, el corolario de la investigación apuntaría a devolverles a los mismos pobres el protagonismo en la lucha por surgir. En cuanto al Estado, los pobres esperan de él que cree condiciones favorables a la generación de empleo, y a la mejoría de los sueldos y de la educación.

72.630 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.233 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.594 SEGUIDORES SÍGUENOS
7.450 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.143 SEGUIDORES SÍGUENOS