Estudios Públicos Nº 60, 1995.

El laberinto de las formas de vida

Enrique Barros B. |

En este ensayo se pasa revista a las frustraciones y los retos de la sociedad plural, en el contexto de la generalización de las instituciones liberales (la democracia, el mercado y las normas que garantizan la autonomía personal). A juicio del autor, el principal desafío que se plantea en la sociedad plural —a la que dan origen las instituciones liberales— es de carácter personal y dice relación con las múltiples formas de vida que ella hace posible. Dichas instituciones, en efecto, abren numerosas posibilidades que pueden ser vividas de maneras muy diferentes. De modo que el problema aquí no es de carencia, sino de exceso. Nuestro mayor riesgo estribaría en transformarnos en un molusco pluralista, incapaz de dar forma a nuestros impulsos. En definitiva, la debilidad cultural del presente no está en el vacío, sino en nuestras dificultades para enfrentar el exceso.