Estudios Públicos Nº 60, 1995.

Mujer: Cuerpo y sicología

Alejandra Carrasco B. |

Hay quienes hoy culpan a la maternidad, directa o indirectamente, por la discriminación histórica que ha sufrido la mujer. Para poner fin a esta injusticia, en consecuencia, intentan disociar el hecho de ser madre de la femineidad. La autora se opone a esta tesis, argumentando que existe una identidad esencial entre la condición de mujer y de madre.

El útero —se afirma aquí— sería la pieza clave para comprender las profundas diferencias entre los sexos, porque es el reflejo o la expresión corpórea de un "modo de vivir la intimidad" que informa radicalmente la psicología femenina. De acuerdo a esta analogía, la intimidad de la mujer aparecería como más "amplia" y "permeable", con lo que se explicarían características que habitualmente se atribuyen a la personalidad masculina —"los hombres son más fríos, racionales y objetivos"—, y a la femenina —"las mujeres son más sentimentales y más vulnerables"—.