Estudios Públicos Nº 62, 1996.

Exposición breve de la metafísica aristótelica

Alfonso Gómez-Lobo |

Durante más de dos milenios la filosofía estuvo organizada como una estructura jerárquica cuya cúspide estaba ocupada por la metafísica, una disciplina privilegiada encargada de establecer las verdades primeras y fundamentales. En nuestro siglo, esta disciplina ha sido declarada ininteligible por el positivismo lógico y considerada "superada" por diversas formas de heideggerianismo y postmodernismo. Por último, su carácter supuestamente patriarcal la ha transformado en blanco de distintas formas de feminismo. Sin embargo, entre algunos cultivadores contemporáneos de la lógica modal (por ejemplo S. Kripke) ha habido un desarrollo inesperado: a partir de ciertos refinamientos lógicos se ha vuelto a la idea de que las cosas poseen algunas propiedades necesarias y que su necesidad no depende de nuestra manera de expresar esas propiedades sino de algo que reside en las cosas mismas. Esto equivale a reintroducir la noción clásica de esencia aristotélica. A fin de facilitar el debate contemporáneo se ofrece aquí una exposición de la concepción que marcó decisivamente la concepción tradicional.