Estudios Públicos Nº 68, 1997.

Una perspectiva ecológica sobre el uso del agua en el Norte Grande: La región de Tarapacá como estudio de caso

Héctor González | Fabián M. Jaksic | Pablo Marquet |

En este trabajo se señala que los ecosistemas altoandinos son frágiles porque los procesos que concurren a su mantención y perpetuación son muy sensibles a cambios producidos por catástrofes naturales o modificaciones introducidas por el hombre. A esto se suma su baja capacidad para responder a perturbaciones, producto de suelos poco desarrollados y con escasos nutrientes, bajas temperaturas, baja productividad biológica y pequeño potencial regenerativo. En consecuencia, se sostiene, los proyectos que contemplen un impacto significativo sobre los sistemas altoandinos deben considerar la implementación de medidas para aminorar efectos negativos tales como la alteración y destrucción de hábitats claves para el funcionamiento de dichos ecosistemas. De especial importancia de conservación, se señala finalmente, son las cuencas hidrográficas, particularmente aquellas cuya prioridad se categoriza como Sobresaliente o Superior, de acuerdo a las pautas que se entregan en este trabajo.

65.861 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.488 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,485 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.090 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
792 SEGUIDORES SÍGUENOS