Estudios Públicos Nº 74, 1999.

Las tradiciones de la socialdemocracia

Paul Ormerod |

Paul Ormerod sostiene que no hay evidencia empírica que avale el contraste entre la próspera economía estadounidense y las agotadas economías socialdemócratas de Europa que Michael Novak presenta en su ensayo "La crisis de la socialdemocracia". El problema del desempleo en Europa se relaciona con problemas estructurales que tienen que ver, en rigor, con la aplicación de estrictas políticas monetarias durante largos períodos de tiempo, las que se tradujeron en tipos de cambio en extremo sobreevaluados, que ocasionaron contracciones de la rentabilidad y reducciones de la tasa de crecimiento a más largo plazo. Tampoco resulta evidente, agrega Ormerod, la conexión que establece Novak entre las políticas de seguridad social del Estado benefactor y el deterioro de la familia tradicional. Sin embargo, el aumento en la tasa de divorcios sí es un tema de preocupación, porque impone costos al resto de la sociedad que no son absorbidos por los individuos directamente afectados. En consecuencia, revertir esta tendencia debiera ser materia de políticas públicas.

Según Ormerod, Novak no logra comprender que la socialdemocracia europea siempre ha sido, en la práctica, sólo otra especie de un género más amplio que es el capitalismo; es más, en muchos sentidos, Adam Smith fue uno de los primeros socialdemócratas de la era moderna. Sin embargo, concluye el autor, parece absurdo sostener que en una época de riqueza y prosperidad sin precedentes, las naciones occidentales no sean capaces de financiar el Estado benefactor, como también resulta ingenuo permanecer estancados en un modelo de progreso que resultó ser válido a fines del siglo pasado.

75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS