Estudios Públicos Nº 74, 1999.

No somos siervos

John Lloyd |

John Lloyd señala que el estilo de argumentación que Michael Novak utiliza en su ensayo ("La crisis de la socialdemocracia") distorsiona de un modo absurdo la realidad y resulta fuera de lugar si se considera que hemos llegado a una coyuntura política en la que las políticas pueden analizarse con un pragmatismo más profundo e informado que como ocurrió en gran parte de este siglo. Novak ofrece una imagen de Europa en la que ésta aparece empantanada en las políticas del Estado benefactor, mientras la recuperación de Estados Unidos aparece como un éxito sin mácula; los nexos entre seguridad social y decadencia, por un lado, y entre individualismo y crecimiento, por otro, se presentan como inexorables.
Con todo, admite el autor, es cierto que Margaret Thatcher ayudó a dar forma al Nuevo Laborismo liderado por Tony Blair; pero ella no modificó substancialmente las instituciones del período de posguerra, con la excepción de las industrias nacionalizadas. Esa tarea quedó pendiente y ahora la socialdemocracia ha hecho suyo el desafío de llevarla a cabo. En efecto, afirma Lloyd, ha llegado el momento de sacarse las anteojeras y analizar las políticas por su eficacia y no por su corrección política (izquierdista). Y las ideas propuestas por Novak acerca de la capitalización de las pensiones, las cuentas de ahorro para gastos médicos y los impuestos a la renta proporcionales forman parte de las ideas que gobiernos de criterio amplio deberían estudiar. Y ¿quién podría no estar de acuerdo en reducir la dependencia, la pasividad y la irresponsabilidad, tal como lo plantea Novak? Sin embargo, agrega, el Estado benefactor promovió estos objetivos en el pasado y puede continuar promoviéndolos, en lugar de quedar como su exterminador. Es verdad, aunque sea una verdad muy simplista, que la izquierda se ha desplazado hacia el territorio de la derecha. Pero también es cierto, señala, que la izquierda procura hoy alcanzar objetivos izquierdistas al interior de ese terreno, tales como una mayor igualdad de oportunidades y una sociedad civil más robusta y diversa.

75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS