Estudios Públicos Nº 77, 2000.

Propuesta para reformar el FMI

José De Gregorio | Barry Eichengreen | Takatoshi Ito | Charles Wyplosz |

Las recientes crisis financieras en muchas economías emergentes han motivado una intensa discusión sobre la ‘arquitectura financiera internacional’, en particular sobre el papel del Fondo Monetario Internacional. La respuesta del FMI a estas crisis ha sido principalmente movilizar más recursos e ir más allá de la tradicional programación macroeconómica, para entrar a temas estructurales de la economía. Aún así, se ha cuestionado su efectividad. La economía mundial necesita un FMI que reconozca los cambios que ha habido en los mercados financieros. Sin embargo, su estructura actual debe ser modificada ya que es anticuada e ineficiente. En particular, el papel del Directorio Ejecutivo no es satisfactorio. Los directores están frecuentemente desbordados por el poder que tienen los economistas y ejecutivos del Fondo en la fijación de la agenda. Con todo, lo más preocupante es que el proceso de toma de decisiones está muy influenciado por los intereses nacionales de los principales accionistas. En este trabajo se propone que el FMI se convierta verdaderamente en una institución independiente, aislándolo de agendas políticas de gobiernos particulares. No obstante, la independencia puede ser inefectiva y contraproducente cuando no es acompañada de responsabilidad (accountability) y transparencia. Para ello, aquí se propone un conjunto de reformas al FMI que concilian la independencia con la responsabilidad.

75.317 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.358 SEGUIDORES SÍGUENOS
13.454 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.971 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
3.242 SEGUIDORES SÍGUENOS