Estudios Públicos Nº 78, 2000.

Proposiciones sobre el financiamiento de la actividad política

Comisión de Reforma del Estado | Salvador Valdés Prieto |

Las proposiciones que paso a sintetizar han sido estudiadas por la Comisión de Reforma del Estado que se constituyó en el CEP en diciembre de 1997. La integran un grupo de personas formadas en diversas disciplinas académicas, con una amplia experiencia y de inclinaciones políticas variadas. Por supuesto, todas ellas han participado en la Comisión a título estrictamente personal y no en representación de organizaciones, instituciones, partidos, ni tendencias de ninguna especie. La idea ha sido reflexionar con independencia y considerando el bien común del país con el objeto de hacer proposiciones concretas en materias concernientes a la reforma del Estado. Ello para hacerlo más justo, más eficiente, más responsable ante los ciudadanos y mejorar las cortapisas y fiscalización de la corrupción. Como parte del programa de reforma del Estado se abordó el tema del financiamiento de la política. La Comisión ha contado como apoyo para su trabajo con un conjunto de estudios encargados especialmente a especialistas de prestigio internacional en las materias correspondientes. Algunos de ellos ya se han publicado en la revista Estudios Públicos. Todos ellos aparecerán, junto con este informe, en un libro de próxima publicación. Por cierto, en la Comisión hubo un proceso de discusión y búsqueda de acuerdos.

Las proposiciones que siguen se hacen sobre la base de que en Chile las normas existentes al respecto carecen de fiscalización y la opinión general es que no se cumplen. Esto significa que buena parte de los donantes y ejecutivos de las candidaturas se mueven de hecho en la informalidad y son susceptibles de acciones legales que podría iniciar, por ejemplo, el Servicio de Impuestos Internos. De hecho se encargó un estudio para aquilatar el riesgo que implica la aplicación cabal de la legislación vigente. Las normas que rigen castigan duramente las contribuciones informales. A la vez desincentivan las contribuciones formales al financiamiento de la política al punto de hacerlas prohibitivas.

Por otra parte, se ha considerado que los dos candidatos que llegaron a la segunda vuelta de la elección presidencial del 2000 concordaron en que el statu quo en la materia no puede continuar y se comprometieron pública y reiteradamente a legislar sobre el financiamiento de la política. El Gobierno ha anunciado su voluntad de enviar un proyecto de ley al Congreso.

Estas proposiciones se hacen teniendo presente los efectos de las diversas regulaciones en distintos países. Para conocer esta experiencia en algunos casos se encargaron estudios especiales a distinguidos especialistas de renombre internacional. Es el caso de Alemania, Canadá, España, Estados Unidos y Gran Bretaña.