Estudios Públicos Nº 80, 2000.

El hombre que sabía demasiado

Mario Vargas Llosa |

En esta aguda semblanza de Isaiah Berlin, Mario Vargas Llosa afirma que probablemente sólo Popper y Hayek hicieron tanto como Berlin por la cultura de la libertad. En otro plano, Vargas Llosa destaca la transparencia y amenidad de la prosa de Berlin (comparándola con la de Stendhal), así como la contagiosa humanidad de sus ensayos, los que a menudo, a juicio del autor, adquieren una cualidad novelesca.