Estudios Públicos N° 86, 2002.

Sobre la libertad y la verdad en Foucault

Charles Taylor |

Charles Taylor sostiene en este ensayo que hablar de "poder" y querer negar al mismo tiempo un lugar a la "liberación" y a la verdad, como lo hace Foucault, no es hablar de modo coherente. Porque la noción que tiene Foucault del poder no sólo requiere de las nociones correlativas de verdad y liberación para tener sentido, sino también del vínculo estándar entre ellas, que hace que la condición de liberación sea verdadera.

Al rechazar Foucault la idea de que tengamos un yo o naturaleza profundos que debamos descifrar, señala Taylor, hace pensar que el proyecto de Foucault apunta a un retorno a las antiguas fuentes de la cultura occidental, no para revivirlas, sino como un punto de arranque para una línea de desarrollo diferente, que nos llevaría a una concepción de la buena vida como una especie de "hacerse a sí mismo" (relacionada con la antigua "estética de la existencia"). En una perspectiva de este tipo, señala Taylor, es comprensible que Foucault quiera distanciarse de las banderas de la "libertad" y la "verdad", puesto que han sido los términos clave de la visión que repudia, a saber, de que debamos sacar a la luz nuestra naturaleza verdadera o yo profundo. Como también resulta comprensible su afinidad con Nietzsche en la importancia concedida al hacerse uno mismo. Pero ello, señala Taylor, en modo alguno disminuye la paradoja implícita en el intento de Foucault por evitar eso términos. Al ofrecernos un nuevo modo de reapropiarnos de nuestra historia, y al rescatarnos de la supuesta ilusión de que los asuntos del yo profundo son de alguna manera ineludibles, concluye Taylor, ¿qué es lo que Foucault abre ante nuestros ojos si no una verdad que nos libera para hacernos a nosotros mismos?

66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS