Estudios Públicos N° 88, 2002.

La evaluación del conocimiento histórico

Comisión de Historia del CEP |

En estas páginas se reproduce el informe de la Comisión de Historia respecto a las nuevas pruebas de admisión a la educación superior (proyecto SIES). En él se señala que aun cuando la idea que animaba al proyecto SIES tenía puntos favorables como su mayor vinculación con el currículo escolar, la prueba SIES de ciencias sociales, tal como se formuló, podría conducir a que toda la enseñanza media se viera reducida a una preparación para el examen en base a esquemas y sinopsis, inhibiéndose la profundidad del estudio e interpretación de los procesos históricos.

A juicio de la Comisión, las preguntas de la prueba SIES de Ciencias Sociales adolecen de un enfoque memorístico que resulta inadecuado y a la vez riesgoso. Al estar orientada al aprendizaje memorístico, el estudiante se entrena para responder un "test". Debería ser exactamente al revés, que el "test" compruebe el aprendizaje como una forma de discurrir; que el estudiante demuestre que domina algunos elementos para explicar los fenómenos históricos. A su vez, las preguntas imponen un estilo de aprendizaje que propicia la tesis de que existe "monocausalidad" en la historia.

La Comisión sugiere que en la elaboración de pruebas con alternativas se tome como modelo la prueba SAT II de historia que se aplica en los EE. UU., porque sus preguntas enfatizan la capacidad de relacionar hechos, en oposición al mero recuerdo de datos sobre un acontecimiento, y miden con mayor sutileza la comprensión de un fenómeno histórico. Asimismo, propone dar importancia al análisis de textos con interpretaciones disímiles y evitar las explicaciones monocausales de los procesos históricos.

Por otro lado, la Comisión recomienda: a) mantener y perfeccionar la prueba de conocimientos específicos de Historia y Geografía de Chile, que en el actual sistema es obligatoria; b) mantener y mejorar la prueba de conocimientos específicos en Ciencias Sociales, de carácter opcional como el que hoy tiene, para aquellas carreras y facultades que la soliciten, y c) exigir a futuro la redacción de un ensayo en las pruebas de ciencias sociales de admisión a las universidades.

Las opiniones de minoría de los profesores Felipe Arellano y Rafael Sagredo aparecen en los anexos 1 y 2, respectivamente.

74.476 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.569 SEGUIDORES SÍGUENOS
9,476 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.424 SEGUIDORES SÍGUENOS