Estudios Públicos Nº 100, 2005.

Don Quijote y la muerte

Fernando Savater |

Fernando Savater propone en estas páginas considerar el Quijote como denuncia y lucha contra la enfermedad mortal de la melancolía: la locura de la cordura. La enfermedad de los que sabiéndose mortales y comprendiendo lo inútil que resultan los empeños humanos, dejan de cabalgar y se echan a morir. Porque para combatir la muerte —explica Savater— hay que escoger una empresa, una cruzada (generalmente ética) en pos de la cual cabalgar por la faz de la tierra; identificar un mal y romper lanzas contra él. Don Quijote muere, en definitiva, cuando cede al alonso-quijanismo melancólico y renuncia al quijotismo. Cervantes, así, no escribe su novela para burlarse de don Quijote sino para burlarse de los que se burlan de él.

73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS