Estudios Públicos Nº 100, 2005.

Risas y sonrisas: el duradero encanto del Quijote

John J. Allen |

Mucho del encanto de Don Quijote reside en el manejo sutil de los múltiples registros del idioma español de su época, y gran parte del humor de la obra surge cuando Cervantes juega con ambigüedades o con choques y mezclas de niveles estilísticos, elementos que desaparecen o palidecen mucho en las traducciones. Sin embargo, la mayoría de los admiradores de esta gran obra sólo la conocen traducida, donde mucho de este aspecto de la novela simplemente desaparece. Dado que el humor es tan evanescente, tan ligado a la cultura de donde brota, tan arraigado en los valores de su tiempo y lugar, ¿en qué se basa el duradero encanto del Quijote? Ésta es la pregunta que este ensayo intenta contestar, en términos de valores compartidos a través de fronteras geográficas, culturales, lingüísticas y cronológicas.