Estudios Públicos Nº 101, 2006.

El dinamismo, la esperanza, los límites: el Papa Juan Pablo II en el siglo XX

Joaquín Fermandois |

Al pensar las relaciones entre el Papa Juan Pablo II y la historia de nuestra época surgen varias dimensiones. Una de ellas es que se trata de un Papa "muy histórico". Ello porque fue "muy polaco"; nació en un país que, como pocos, resume gran parte de la historia del siglo XX y llevó muchas de sus experiencias a Roma al ser elegido Pontífice, aunque no en el sentido estrecho. Por otro lado, el nuevo Papa debió enfrentar el desafío de una crisis de la Iglesia, en parte consecuencia de haber querido asumir con mucho optimismo la historia secular en la época del Concilio; se trataba de ver qué significaba eso en el mundo del último cuarto del siglo. La caída del comunismo —¿y en qué medida Juan Pablo II fue una de sus causas?— como también el desafío del fundamentalismo islámico constituyen aspectos de la relación entre el Papa y la historia de nuestra época. Los principales rasgos del pontificado podrían caracterizarse como el haber asumido un nuevo liderazgo que renovó a la Iglesia, ser parte de una toma de conciencia acerca de lo permanente de la religión en la historia del ser humano y dar un nuevo estilo a la respuesta ante el desafío moderno de la secularización.

73.215 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.750 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.173 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.210 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.248 SEGUIDORES SÍGUENOS