Estudios Públicos Nº 101, 2006.

La inculturación del Evangelio, un desafío crucial de la Iglesia Católica

Sergio Silva sscc |

Los creyentes de cualquier religión viven su fe "inculturada", es decir, de acuerdo a los valores, ideas y sistemas de expresión y de acción de su propia cultura. Lo mismo ocurre con la fe cristiana. Un problema surge cuando se intenta llevar el Evangelio de Jesús a pueblos de culturas diferentes de la de los evangelizadores. El problema ya se presentó en la época del Nuevo Testamento, cuando Bernabé y Pablo empezaron a misionar a los no judíos. Volvió a presentarse cuando, a partir del Renacimiento, se fue gestando en la Europa ya cristianizada la cultura moderna. Aunque el Concilio Vaticano II (1962-1965) dio los primeros pasos de apertura de la Iglesia católica hacia el mundo moderno, ésta —se advierte en este ensayo— está lejos de haber logrado resolver el problema de la inculturación de la fe en la modernidad. Para avanzar, se requiere que haya en ella un laicado adulto en su fe y que toda la Iglesia tenga una actitud de empatía ante la modernidad. A juicio del autor, un punto neurálgico en este proceso lo constituye el fenómeno, cada vez más decisivo, de la tecnociencia.