Estudios Públicos Nº 102, 2006.

Aristóteles y una disputa de bioética

Alfonso Gómez-Lobo |

El objeto de este artículo es aplicar una estrategia desarrollada por Aristóteles al problema de determinar la naturaleza de un embrión durante sus primeros días. Aristóteles argumenta que lo decisivo es identificar aquello que hace que una porción de materia sea un ente de una cierta clase. Hoy sabemos que lo que hace que un conjunto de células sea un embrión humano es su genoma. Puesto que un adulto tiene el mismo genoma que el que tenía en estado embrionario, se sigue que hay una identidad entre un adulto y el embrión que fue. Esta tesis de identidad transtemporal es defendida frente a diversas objeciones, en especial la que se deriva de la posibilidad de gemelación.

65.028 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.169 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.002 SEGUIDORES SÍGUENOS
4.690 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
672 SEGUIDORES SÍGUENOS