Estudios Públicos Nº 104, 2006.

Adam Smith: Filósofo de la razón práctica

Alejandra Carrasco M. |

En este trabajo se propone que la Teoría de los Sentimientos Morales (TSM) de Adam Smith, aun cuando tradicionalmente se la interpreta como una ética sentimentalista, puede interpretarse también, razonablemente, como una ética fundada en la razón práctica. En efecto —se señala—, Smith rescata algunos conceptos fundamentales de la tradición moral aristotélica y los integra, en un todo coherente, con las nociones de universalidad e imparcialidad propias de la Ilustración. Esta visión global de la ética, que establece un mínimo moral y señala un máximo moral, transforma a la TSM en una de las más completas e interesantes teorías éticas modernas.