Estudios Públicos Nº 107, 2007.

La cultura de las teorías de la cultura. Réplica al comentario de Jorge Larraín

Aldo Mascareño |

Aldo Mascareño responde en estas páginas a las críticas formuladas por Jorge Larraín a su artículo aparecido en Estudios Públicos 105: "Sociología de la Cultura: La Deconstrucción de lo Mapuche". Mediante la idea del mito de la desintegración cultural integrada, en el texto que sigue A. Mascareño extiende su objeción al uso del concepto de cultura en las teorías contemporáneas. Sostiene que esas teorías conservan en su núcleo una idea fuerte de cultura como lo homogéneo y distintivo, a pesar de que ellas mismas intentan mostrar la cultura como variación y diferencia. Por ello, señala, la idea de cultura carece de rendimiento conceptual mayor, pues no hay nada que siempre permanezca igual como para poder "distinguir culturas". En tal sentido, afirma que la cultura es la marca de un vacío. Paralelamente, advierte que el concepto de cultura se desplaza desde la dimensión teórica a una fórmula de autodescripción especialmente política de los actores, quienes lo utilizan cuando quieren afirmar su identidad para obtener objetivos políticos. En suma, sostiene Mascareño, lo que se indica como cultura tiene siempre una dependencia contextual y, por tanto, nunca es permanente.