Estudios Públicos Nº 113, 2009.

Por una democracia de instituciones para América Latina

Ignacio Walker |

En el período comprendido entre 2005 y 2008, quince elecciones presidenciales han tenido lugar en la región. Sin embargo, en los últimos veinticinco años, trece gobiernos elegidos democráticamente no han podido concluir su período constitucional. Por un lado, se consolida la democracia electoral, con elecciones libres, competitivas y transparentes, y niveles no despreciables de participación electoral. Por otro lado, sin embargo, existe un fuerte “déficit democrático” en la región, referido principalmente a la brecha que se advierte entre aspiraciones y realidades. Cómo transitar desde la democracia electoral hacia una auténtica democracia representativa, entendida esta última como “democracia de instituciones”, en la perspectiva más amplia de la gobernabilidad democrática aparece, hoy por hoy, y en una perspectiva de futuro, como el principal desafío político de América Latina. Ése es el tema que se aborda en el presente trabajo.