Estudios Públicos N° 119, 2010.

La relación droga y delito

Eduardo Valenzuela | Pilar Larroulet |

El objetivo de este estudio es presentar estimaciones sobre la conexión entre droga y delito tomando como referencia el modelo tripartito de Goldstein. Este modelo reconoce tres modalidades a través de las cuales puede atribuirse la comisión de delitos al uso y abuso de drogas: la atribución sistémica (delitos que ocurren al interior del mercado ilegal de drogas), la atribución psicofarmacológica (delitos que se cometen bajo la influencia de drogas) y la atribución económico-compulsiva (delitos que se cometen con el propósito de conseguir drogas). En este modelo se han tenido en cuenta las indicaciones de Pernanen para atribuir causalidad, controlando la atribución adquisitiva por una medida de dependencia y la psicofarmacológica por una pregunta contrafactual en que se observa la eficacia delictiva de la intoxicación. Estas estimaciones provienen de declaraciones de autorreporte obtenidas entre infractores adultos que cumplen condena privativa de libertad (CONACE, 2007a) y entre infractores adolescentes (SENAME, 2006). Aunque los resultados admiten distintas variantes de cálculo, este estudio muestra que alrededor de un tercio de los delitos cometidos por adultos pueden atribuirse a la influencia de drogas ilícitas como marihuana, pasta base y cocaína (una cifra que alcanza el 50% cuando se agrega alcohol), mientras que esa atribución alcanza al 20% entre adolescentes (que sube a un tercio cuando se agrega alcohol dentro de la estimación), lo que confirma la importancia de la conexión entre droga y delito.

65.028 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.169 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.002 SEGUIDORES SÍGUENOS
4.690 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
672 SEGUIDORES SÍGUENOS