Estudios Públicos N° 96, 2004.

Momento en que el embrión es persona humana

José Joaquín Ugarte |

El autor inquiere cuándo comienza el sujeto biológico hombre. La respuesta es que al momento de la fecundación, porque desde ese momento el cigoto cuenta con el código genético humano que le permite, sin inyección de nueva información, alcanzar el pleno desarrollo. El autor sostiene que la fecundación tiene como evento definitorio la penetración de la cabeza del espermatozoide en el ovocito, y expone las respuestas que se dan a las objeciones que han merecido estos planteamientos. Luego aborda el aspecto filosófico del problema: toma la noción del alma de Aristóteles y concluye que si hay sujeto biológico hombre desde la fecundación, tiene que estar en él el alma humana desde ese mismo momento. Por último el autor expone las tres respuestas filosóficas que se han dado a esta cuestión: a) que el desarrollo del embrión se debe a una potencia formativa del alma del padre que se traslada al embrión, y que lo va transformado primero en vegetal, luego en animal y finalmente en hombre, que es la doctrina de Aristóteles y Santo Tomás; b) que el embrión tiene los órganos del adulto en miniatura, siendo el desarrollo sólo crecimiento, que es la tesis preformista del siglo XVII, y c) que el embrión tiene su propia facultad organogénica que le permite, a partir de una organicidad básica, construir él mismo sus órganos definitivos, tesis que ha tenido sostenedores desde la Grecia antigua hasta hoy.

63.649 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.169 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.002 SEGUIDORES SÍGUENOS
4.690 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
672 SEGUIDORES SÍGUENOS