Estudios Públicos Nº 98, 2005.

In Necessariis Unitas. Constitución europea, traje a la medida de un continente

Bernardino Bravo Lira |

Un monstruo de veinte cabezas no puede subsistir. Europa, o bien caerá bajo la dictadura de sus potencias más fuertes, o bien, no podrá evitar el retiro de aquellos países que resistan a esa dictadura. El gran desafío de la Europa de los veinticinco —se sostiene en estas páginas— no es darse una constitución escrita, sino afianzar la propia constitución histórica a tono con las nuevas condiciones, generadas por su ampliación.
Tres vías fundamentales se ofrecen para fortalecer la constitución europea. La más simple es abandonar a su suerte las relaciones entre países fuertes y países débiles dentro de la Unión europea. Otra posibilidad es intentar apuntalar a los Estados menores, mediante pactos y tratados, como se hizo con los de Europa central, después de la primera guerra mundial, lo que no evitó su dominación por los nazis primero y por los soviéticos después. Por último, hay una vía institucional. Consiste en dotar a la Europa de las patrias de una cabeza común, encargada de velar a la vez por su unidad y por la integridad de cada una de esas patrias. Para ello se requiere una figura superior, situada por encima de tres cosas. En primer lugar, de mayorías y minorías electorales, vale decir, libre de ataduras a grupos de presión de todo género, sean nacionales, regionales, empresariales o partidistas. Enseguida, libre también de constituciones escritas, que se hacen y deshacen a gusto de los sectores dominantes. En fin, libre de plazos o períodos de mando, que llevan al ejercicio del poder la miopía de quien sólo piensa en la próxima elección, en lugar de la próxima generación. Una figura así, identificada con esta Europa unida, con visión amplia en el tiempo y en el espacio, no se improvisa. Este papel no es para un jefe elegido y transitorio. Tan sólo está en condiciones de asumirlo un monarca.


Nota: En forma extraordinaria cepchile.cl ha incorporado una versión de este artículo en idioma alemán. Puede bajarla aquí

73.215 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.750 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.173 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.210 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.248 SEGUIDORES SÍGUENOS