Noticias CONVERSACIÓN Miércoles 19 de mayo de 2021

Humberto Maturana: vida y autopoiesis

Comunicaciones CEP |

Marcelo Arnold-Cathalifaud y Isabel Behncke conversaron sobre la vida y la obra del destacado biólogo y filósofo chileno.

“El impacto de Maturana es reconocible en muchas partes. Más allá de ser biólogo, construyó algo muy semejante a un sistema filosófico”. Así lo planteó el antropólogo social, ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile y profesor titular de la Universidad de Chile, Marcelo Arnold-Cathalifaud en el seminario que organizó el Centro de Estudios Públicos (CEP) “Humberto Maturana: vida y autopoiesis” para conversar sobre su vida y su aporte a la ciencia, tras su fallecimiento el pasado 6 de mayo. 

Arnold-Cathalifaud habló del impacto mundial de la obra de Maturana al señalar que con su mirada permitía observar con mayor detalle y profundidad la característica más basal de lo social, que es la biología de los seres humanos. En este sentido, dijo que el autor desarrolló “una cosmología, una teoría del conocimiento y una filosofía política y ética, las tres cosas juntas”, destacando que “su impacto en la biología es relativamente menor al impacto que ha tenido en las humanidades”.

La primatóloga Isabel Behncke, quien es miembro del Grupo de Investigación en Neurociencia Social y Evolutiva de la Universidad de Oxford, Inglaterra y del Centro de Investigación en Complejidad Social de la Universidad del Desarrollo comenzó su exposición recordando cómo había conocido a Maturana, dado que su padre había sido un amigo muy cercano. “Lo que yo heredé de Maturana es bastante osmótico y se me desdibujan un poco los límites”, dijo.

También Behncke planteó la pregunta sobre la consecuencia que tiene para las metodologías de estudio de este sistema complejo el que seamos seres sociales: “Maturana nos da un foco en las interacciones y en los feedbacks. Nos dice que la historia importa. Para entender de dónde venimos, tenemos que comprender nuestra historia que es ontogénica, de nuestros aprendizajes familiares, pero también es una historia filogenética, es decir, de cómo nos situamos en el mundo natural”.

Esta actividad se llevó a cabo el pasado 19 de mayo y fue moderado por Aldo Mascareño.

75.318 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.594 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.224 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.743 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
3.632 SEGUIDORES SÍGUENOS