Noticias Notas de Prensa Mayo 2019

Estado subsidiario: ¿peligroso o irrelevante?

Comunicaciones CEP | Lucas Sierra I. |

Lucas Sierra analizó los orígenes del principio de subsidiariedad y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en temas como el aborto, la prensa y las isapres.

“La subsidiariedad tiene su origen en la Edad Media, en un tiempo donde no existía el Estado tal como lo conocemos hoy, por lo mismo, su aplicación a una sociedad moderna resulta difícil”, afirmó el subdirector del Centro de Estudios Públicos (CEP), Lucas Sierra, en el marco de su charla “Estado subsidiario; mito y realidad” en el Programa Crítica y Celebración del CEP el 15 de mayo de 2019.  

El investigador del CEP hizo una revisión histórica de este principio en la legislación chilena, partiendo del artículo 1°en la Constitución de 1980, en la que, por una parte, se reconoce el derecho de los grupos intermedios, pero por la otra, esta norma entra en tensión con el artículo sobre libertad de afiliación. Señaló que finalmente durante la dictadura, primó una interpretación más bien libertaria del principio, es decir, la de un Estado que se abstiene frente a la iniciativa individual y colectiva.

En una documentada presentación, Sierra dijo que la discusión sobre la subsidiariedad ha vuelto a estar de moda y la abordó, explicando el significado del concepto, sus orígenes y la jurisprudencia que se ha dado al respecto. En este sentido, expresó que ha sido Tribunal Constitucional (TC), la institución llamada a pronunciarse en estas materias, destacando casos como la ley de aborto en tres causales, la legislación de prensa y las normas sobre isapres, entre otras.  En su opinión, el TC no ha tenido una línea clara en sus sentencias, asumiendo la autonomía desde perspectivas diferentes según el tipo de cuerpo intermedio de que se trate.

Al concluir, sostuvo que el pensamiento sobre la subsidiaridad nació en un contexto en que aún no había Estado moderno, advirtiendo que “la introducción de esta formidable aglomeración de poder que es el Estado y las demandas que se le dirigen, hacen del principio un problema porque en vez de facilitar las relaciones entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil parece dificultarla”.

Foto: William Rojas

ARTÍCULOS RELACIONADOS