Opinión La Tercera, 27/3/2011

Corbo: Sería irresponsable pensar que hemos llegado al techo del precio del petróleo

Vittorio Corbo |

El ex presidente del BC advierte sobre la situación que vive Medio Oriente y señala que la incertidumbre que de ahí se deriva es el principal shock que está enfrentando la economía mundial. En cuanto a Chile, pese al recorte fiscal, cree que las tasas tendrán que seguir subiendo, incluso hasta sobre 6% a fin de año.

por Olga Bustamante Fuentes

Lejos de solucionarse, la situación en Medio Oriente parece complicarse cada día más. En Chile, el ex presidente del Banco Central y actual investigador senior del CEP, Vittorio Corbo, sigue los acontecimientos con abierta preocupación: "La efervescencia que se está viviendo en esa zona es imposible dimensionarla", advierte, y asegura que el impacto al alza que ello ya ha provocado y que puede seguir gatillando en el precio del petróleo "es el shock más fuerte que enfrenta la economía mundial hoy día". Mucho más que el terremoto en Japón y los problemas en Europa.

Y su efecto no es sólo sobre la inflación, sino también sobre el crecimiento. De hecho, estima, ya con el actual precio del petróleo Brent, en torno a US$ 116 el barril, el crecimiento global puede perder hasta 4 décimas.

En medio de este ambiente, sin embargo, el riesgo para Chile aún sigue siendo el de sobrecalentarse y si bien valora el recorte de gasto fiscal, considera que ello no exime que la tasa del BC deba seguir subiendo, incluso hasta sobre 6% a fin de año.

¿Cómo evalúa el recorte fiscal anunciado por Hacienda?
Celebro que la autoridad haya decidido colaborar en la parte fiscal, porque la estabilidad de precios es un gran activo del país y si uno lo hace sobrecargando la política monetaria, se produce un mayor problema en el tipo de cambio.

¿Pero son suficientes estos US$ 800 millones para generar un cambio en el escenario inflacionario y de tasas?
La política de estabilización por excelencia es la monetaria. Hoy la política monetaria en Chile es todavía expansiva, por lo que debe seguir ajustándose. Este recorte fiscal ayuda, pero no sustituye una política monetaria que tiene que ser más restrictiva.

¿Hay economistas que estiman que el recorte debería haber sido mayor?
Es una medida en la dirección correcta y lo más probable es que se evalúe en el año y la autoridad verá si es necesario otra dosis o no. En este momento lo importante es que el país tenga las expectativas de inflación más ancladas y para eso fue una contribución el alza de tasas del BC de la semana pasada y también este recorte de US$ 800 millones. Este año la inflación ya está bastante jugada; lo que están tratando de hacer las autoridades es anclar las expectativas de mediano plazo para que el 2012 regresemos a un valor en torno a la meta.

¿Cuán preocupante es esa amenaza inflacionaria que enfrenta Chile?
Hay un problema de sobrecalentamiento y tenemos que llevar la economía a un nivel de demanda por producto parecido a la capacidad productiva. Con eso estaremos guardando municiones para el futuro e invirtiendo en mantener la estabilidad. Este auto en Chile no da para crecer en forma sostenida más allá de 4,5% a 5%, mientras no resolvamos los problemas de más largo plazo.

Los combustibles han subido por la escalada del petróleo. ¿En torno a US$ 115 (el brent) el precio del crudo ya está tocando techo?
Desde que el petróleo llegó a su menor nivel con la gran crisis financiera internacional, de US$ 37 el barril en diciembre de 2008, ha subido hasta los US$ 116. De esa alza, alrededor de un 70% se debe a que el mundo se recuperó más rápido de lo pensado y porque la crisis no tocó ni a China ni a India. Eso hizo que por acción de la demanda los precios subieran hasta los primeros 10 días de diciembre a un nivel de US$ 93. De entonces a ahora nos hemos ido a US$ 116, producto de la inestabilidad en Medio Oriente y el Norte de Africa. Esa inestabilidad es tan grande, que sólo sabemos dos cosas concretas: el precio del petróleo ya subió y lo más probable es que pueda seguir haciéndolo, especialmente si hay problemas en países más importantes desde el punto de la oferta de petróleo como Arabia Saudita.

¿Puede entonces seguir subiendo? Hay quienes hablan de US$ 150…
La efervescencia que se está viviendo en esa zona es imposible dimensionarla. Entonces sería irresponsable pensar que hemos llegado al techo del precio del petróleo. Hay mucha menos seguridad en la oferta de petróleo que viene de esa región del mundo.

Y en el caso del incremento en el precio de alimentos, ¿puede volver a pegar con fuerza en Chile?
Los factores de demanda que han impulsado su alza todavía están ahí. Pero esa demanda se verá afectada por un mundo que va a crecer algo menos. En el ámbito más financiero vemos que quienes habían tomado posiciones en alimentos hoy se están yendo a bonos alemanes y de EEUU. En ese sentido, creo que el peak de los alimentos ya pasó, pero igual algo le va a golpear el aumento del petróleo.

Con todos esos elementos, ¿en qué nivel cerrará la inflación este año?
No discrepo de las encuestas de expectativas que la ubican en torno a 4,4%-4,5%, en la medida que el petróleo brent siga en torno a US$115.

¿Cuán firme debe seguir subiendo la tasa el BC?
No descarto que no sólo tenga que llegar a una tasa neutral, sino que a una política monetaria que en el margen sea contractiva, de entre 6% y 6,5% a diciembre.

Dado ese escenario, ¿el dólar seguirá muy presionado a la baja?
Veo que en los próximos meses este es un mundo de mucha más incertidumbre con respecto a la situación geopolítica del Medio Oriente. Frente a ello, la gente busca seguridad, con lo que habrá menos corriente de flujos hacia los países emergentes.

¿Esa incertidumbre está haciendo de salvavidas para el dólar en Chile?
Así es. Lo veo moviéndose entre $470 y $ 490 la mayor parte del tiempo.

¿Aun si la tasa se ubica sobre 6% a fin de año…?
Sí, pero siempre que continúe o se exacerbe la actual incertidumbre externa. Si se calma la situación afuera -le veo una muy baja probabilidad-, en ese caso el tipo de cambio se iría más cerca de $450.

Respecto del cierre de 2010, ¿tenemos hoy un mundo más fuerte o más débil en términos económicos?
Hoy día tenemos un mundo con perspectivas de crecimiento más pobres que las que teníamos a fines de 2010. Producto del shock del petróleo que fue un garrotazo, la expansión global perdería entre 3 y 4 décimas. Y ahora tenemos un palo extra que viene de la situación de Japón, que genera efectos de corto plazo importantes. Pero eso es manejable.

¿Esa pérdida de crecimiento del mundo será toda en 2011?
Básicamente en los próximos 4 a 6 trimestres. Antes de este impacto, a paridad de poder de compra, proyectábamos un crecimiento mundial de 4,2% para 2011, lo que se puede corregir ahora a 4% ó 3,9%. Y a tipo de cambio de mercado, pasaremos de 3,5% a algo como 3,2%.

¿Puede un petróleo a US$ 150 hacer caer de nuevo al mundo en recesión?
Si el petróleo llega ahora a US$ 150-170 por un shock de oferta, que nos pille confesados. Significa una restricción importante en el poder de compra de los consumidores y desde el punto de vista de los costos de producción. Ese es el riesgo económico más grande que enfrenta hoy el mundo: que se deteriore en forma significativa la situación en Medio Oriente. Con un precio del petróleo en esos niveles, algunos países volverían a caer en recesión.

¿Y en cuánto al efecto del terremoto en Japón?
Japón tiene todo para recuperarse. No es Haití. De hecho, creo que la recuperación más bien puede tomar forma de V que de U.

Así las cosas, ¿todavía confía en que Chile puede crecer del orden de 6% en 2011?
Sigo pensando eso. Están muy fuertes los sectores de servicios que producen bienes no transables, como comercio y banca. También se ve que la construcción está tomando fuerza, y eso se hace extensivo a la industria que satisface la construcción. Este año crecer menos de 6% sólo podría ocurrir si el petróleo llega a US$ 150 o US$ 180.

¿Cuándo se producirá el peak de crecimiento?
Si uno mide respecto al mismo trimestre del año anterior, el peak va a ser en el segundo trimestre, con tasas de dos dígitos. Si se mide la velocidad respecto del trimestre previo anualizado, el peak llegaría un poco más adelante, en la segunda mitad del año.

La situación de las bolsas y una advertencia sobre el salario mínimo

Situación de Europa: “El mercado ha digerido que la probabilidad que España tenga grandes dificultades es baja. Los problemas hoy están muy concentrados en Grecia, Irlanda y Portugal, y los tres van a terminar reprogramando su deuda. Pero aún así es acotado y muy distinto a  si se hubiesen terminado involucrando España, Bélgica o Italia. Es esencial el mecanismo de más mediano plazo que están discutiendo para fortalecer la institucional del euro”.

Bolsas de la región: “La fiesta de corto plazo que se venía dando por los flujos de capitales se acabó, dada la mayor incertidumbre de hoy, pero si los países de la región siguen haciendo sus tareas van a continuar siendo muy buenos mercados para invertir. Eso se ve en el caso de Chile, Brasil, Colombia y Perú”.

Mercado laboral: “Si queremos crecer en forma permanente a 6%, no hemos hecho la tarea todavía. En el corto plazo donde hay una tremenda oportunidad es en negociar con los trabajadores, de forma detener un poco más de flexibilidad en los contratos para ajustar las horas de trabajo para aumentar la productividad. Facilitemos que mujeres y jóvenes entren al mercado laboral y puedan tener un empleo”.

Salario mínimo: “Con la gran incertidumbre que hay en el mundo hoy, fijar el salario mínimo para los próximos tres años sin establecer una cláusula sobre cómo se desarrolla la economía y que nos podamos ajustar a ello, es una receta para amarrarse los pies. Debe considerar la productividad como eje central, porque si es sólo fijar el aumento del salario mínimo en términos nominales por los próximos tres años, ya tuvimos una experiencia no muy afortunada en los noventa”.

74.476 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.569 SEGUIDORES SÍGUENOS
9,476 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.424 SEGUIDORES SÍGUENOS