Opinión La Tercera Miércoles 29 de septiembre de 2021

Lo que Dante nos enseña

Joaquín Trujillo Silva |
Foto: Wlliam Rojas

Si estamos dispuestos a recibir ayuda, algunas personas, sin que lo sepamos, lleguen quizá a organizarse para darnos una mano.

Este mes de septiembre se conmemoraron 700 años de la muerte de Dante Alighieri, archipoeta y filósofo del derecho, tal vez el más grande vate de todos los tiempos. Su obra, especialmente la Divina Comedia, enseña muchísimas cosas, entre las cuales podemos enumerar algunas, casi al azar:

1: A veces en la vida nos perdemos. Andamos sin saber cuándo comenzamos a extraviarnos. Para enrielarse hará falta recordar algo.

2: Algo como, por ejemplo, alguien. Alguien cuyo modelo podamos seguir. Si no está entre los vivos, tal vez esté entre los muertos, siglos atrás.

3: Porque, si estamos dispuestos a recibir ayuda, algunas personas, sin que lo sepamos, lleguen quizá a organizarse para darnos una mano.

4: El mundo ético se divide en tres partes: los que ya no tienen esperanza porque tozudamente han deseado no tenerla. Los que, aunque aún en aprietos, mantienen esa esperanza. Y los que en mejor situación esperan a los que faltan.

5: Esa esperanza se basa en que somos capaces de ver las estrellas. El intelecto es el que nos ofrece esa perspectiva del mundo. Por eso, ante todo, es preciso no renunciar a la razón. Nunca.

6: Los moralistas, que juzgan y condenan a medio mundo, son importantes, pero serán los últimos en dejar atrás la regla con la que miden. Esos Catones tendrán que cerrar ellos el vaciado purgatorio.

7: Pues, por otra parte, hay algo casi peor que el mal, un mal paralelo, el de no tener posición respecto de nada.

8: Nuestro pueblo, nuestra ciudad, nuestro país, nuestro mundo pueden transformarse en un burdel. Basta con que los dejemos a merced de luchas entre pandillas.

9: El castigo de los traidores es ya nunca más confiar en ninguna lealtad. Así es como los mastica el diablo.

10: Escribir la lengua del pueblo es primordial, para introducir en ella toda la ciencia, toda la filosofía, toda la moral, toda la belleza, que es la única manera de conservarlas.

11: En el infierno hay papas y reyes. Tan válido como es hacer la diferencia entre lo que es de Dios y lo que es del César, lo que es moral y lo que es jurídico, lo que es privado y lo que es público, es admitir que en todos los bandos hay malhechores.

12: Los horrores del infierno, o sea, los males del mundo, pueden hacernos llorar y desmayar, pero no somos dueños de las penas cuando resultan de sentencias dictadas por altos tribunales.

13: El amor es también dar las explicaciones del caso, a tiempo.

14: Virgilio, el guía y maestro de Dante, es un habitante del infierno. Ha sido enviado en busca de Dante por tres mujeres que habitan el cielo. A veces las soluciones vienen a nuestro rescate no como las esperamos. No nos llevan al cielo, pero nos conducen a su vestíbulo.

15: Dante pasa de un acompañante a otro. Virgilio, Beatriz, San Bernardo. Las buenas guías nos guían a mejores guías.

16: ¡Ojo! Ante todo, Beatriz nos dice: el amor es una guía ¡incluso en el cielo!

75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS