Opinión La Tercera, 12/4/2008

De dulce y de agraz

Leonidas Montes |

Las palabras del ministro Pérez Yoma en el encuentro de Icare han causado cierto revuelo. Ha dicho, de manera clara y precisa, lo que ya sabemos. Confesó que existen “signos de fatiga en el aparato estatal”. Incluso fue más allá al referirse a la “ineficiencia y desorden” del Estado. Aunque ya tenemos varios casos emblemáticos que han dejado en evidencia el preocupante anquilosamiento de nuestro aparato estatal, nos invita a una “revolución en la gestión”. Reconoce que “necesitamos un mejor Estado, más ágil y con menos grasa”. No necesariamente un mayor Estado, como pregonan otros. El problema hoy -bien lo sabemos- no es de cantidad, sino de calidad.

Siga leyendo esta columna bajando el archivo PDF

74.476 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.569 SEGUIDORES SÍGUENOS
9,476 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.424 SEGUIDORES SÍGUENOS