Opinión OPINIÓN / La Tercera Domingo 26 de abril de 2020

¿Dónde están las mujeres?

Sylvia Eyzaguirre T. |
Foto: William Rojas

La presencia de mujeres en los directorios de las corporaciones municipales es importante porque permite visibilizar los problemas y dificultades que enfrentan las mujeres, y que somos nada más y nada menos que la mitad de la población. Que no te pasen gato por liebre.

El capitalismo salvaje no perdona nada; hasta las causas más nobles se convierten en oportunidades de negocio. Es lo que ha ocurrido con el feminismo. El movimiento MeToo en 2014 visibilizó los abusos sexuales contra mujeres en el trabajo y en la universidad. Ello abrió la caja de Pandora. Lo que partió con denuncias de abusos de jefes y colegas en el mundo del espectáculo se extendió hasta abarcar todos los ámbitos de la vida humana: denuncias de abusos sexuales en el hogar, en la escuela, universidad y en el transporte público, se visibilizaron las injustas diferencias salariales, así como las mayores dificultades para su inserción laboral y progreso en la carrera profesional. Las masivas marchas de mujeres abogando por sus derechos han convertido al feminismo en un área interesante para el negocio político. Hoy casi todo el espectro político se declara feminista, especialmente los alcaldes que pronto deben ir a la reelección. El alcalde Jorge Sharp, por ejemplo, se sumó en 2018 a la marcha feminista declarando su apoyo a la lucha por una sociedad no patriarcal; mientras el alcalde Joaquín Lavín no demoró nada para empezar a sacar multas a quienes piropeaban groseramente a las mujeres en su comuna y estableció la igualdad salarial entre hombres y mujeres en el mismo tipo de cargo en su municipio.

Pero ¿qué ha pasado a nivel municipal? Dadas las dificultades para evaluar la calidad de los programas enfocados a la mujer de los 345 municipios, me propuse una tarea mucho más modesta: revisar los directorios de las corporaciones municipales para ver cómo están representadas las mujeres. Para mi sorpresa las corporaciones municipales de Las Condes, Valparaíso, La Serena, Panguipulli y Melipilla no tienen ninguna mujer en su directorio. Si miramos cómo se distribuyen las jefaturas de área al interior de estas corporaciones, observamos que tanto en Las Condes como en La Serena las mujeres superan el 50%; mientras que en Melipilla solo representan el 25% y Valparaíso es el más bajo con 20% (no encontré información para Panguipulli). Alcaldes, ¿se puede abrazar la causa feminista sin las mujeres? Pero el machismo no es solo terreno de los hombres. Las corporaciones municipales de Antofagasta y Viña del Mar solo tienen una mujer en sus directorios, a saber, las propias alcaldesas, y en las cinco jefaturas de área de ambas corporaciones no hay una sola mujer. En promedio, las mujeres en los directorios de las corporaciones municipales que tienen esta información disponible en sus páginas web representan menos del 30% y solo un cuarto de las corporaciones tiene 50% o más de mujeres en sus directorios. (Insólito resulta que el 58% de las corporaciones municipales no informa sobre los miembros de sus directorios en sus sitios web, como por ejemplo Maipú, Renca, Cerro Navia, Calama, Coquimbo, entre otras muchas).

La presencia de mujeres en los directorios de las corporaciones municipales es importante porque permite visibilizar los problemas y dificultades que enfrentan las mujeres, y que somos nada más y nada menos que la mitad de la población. Que no te pasen gato por liebre. Anda mucho feminista dando vueltas, pero es cosa de escarbar un poco para darse cuenta que no es más que otra falsificaciónmade in Chile.

74.476 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.569 SEGUIDORES SÍGUENOS
9,476 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.424 SEGUIDORES SÍGUENOS