Opinión El Mercurio, 22 de junio de 2016

Nudos de la desmunicipalización

Sylvia Eyzaguirre T. |

En relación con la repuesta de Rodrigo Roco a los puntos que considero críticos del proyecto de desmunicipalización de la educación pública, me gustaría señalar:

1. La indicación del 14 de junio que establece que el director de Educación Pública esté adscrito al sistema de Alta Dirección Pública es posterior a la publicación de mi trabajo donde sugiero avanzar en esa dirección.

2. La experiencia nos dice que el sistema de Alta Dirección Pública no basta para acotar el factor político. Si de verdad queremos fortalecer la educación pública, es necesario aislar el factor político y eso exige que la Dirección de Educación Pública sea lo más independiente posible. En esta línea, se sugiere que el director sea nombrado por el Consejo Nacional de Educación o por el Presidente con la aprobación del Senado.

3. También se valora que el director junto con su equipo sean los responsables de elaborar el Proyecto Educativo Institucional (PEI) y el Plan de Mejoramiento Escolar (PME); sin embargo, no se avanza en entregar atribuciones fundamentales al director para que este pueda asegurar el cumplimiento del PEI y del PME, como, por ejemplo, que los concursos sean por perfil profesional y no por antecedentes; que pueda elegir a los nuevos docentes que se incorporan; aumentar la ponderación de la pauta de evaluación del director en la evaluación docente y mejorarla; disponer de más recursos para implementar estrategias de mejoramiento continuo y de más injerencia en la desvinculación de los docentes de bajo desempeño. Además, si se quiere revertir la caída de la matrícula municipal, entonces resulta fundamental empoderar a los directores, que son los que están en contacto diario con la comunidad local.

4. En lo que respecta a la dilución de responsabilidades, es importante delimitar mejor las responsabilidades entre el director del establecimiento y el director del Servicio Local, así como también entre el director del Servicio Local y el director de la Dirección de Educación Pública; de lo contrario, será difícil establecer un sistema de rendición de cuentas efectivo.

72.941 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.741 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.867 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.050 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.165 SEGUIDORES SÍGUENOS