Opinión La Tercera, 7 de diciembre de 2014

Resultados del Simce I

Sylvia Eyzaguirre T. |

A partir de las evaluaciones somos capaces de detectar fortalezas y debilidades, y éstas nos permiten diseñar estrategias para seguir desarrollándonos en las áreas más débiles. La educación no es una excepción.

Los profesores sabemos que las evaluaciones son fundamentales en el proceso de enseñanza, porque, además de entregar información a los alumnos respecto de su nivel de desarrollo en diferentes ámbitos, nos entregan información clave sobre nuestro desempeño en cada área, así como también información sobre cada uno de nuestros alumnos. Sin esta información, difícilmente podríamos mejorar nuestro desempeño en la sala de clases y diseñar estrategias diferenciadas según las dificultades que presenta cada alumno.

Así, resulta contraproducente la prohibición de dar a conocer los resultados del Simce por establecimiento. Si bien esta prueba mide sólo un ámbito de la educación, es una herramienta que bien utilizada entrega información valiosa a los colegios y a sus comunidades para su mejoramiento continuo. Más que prohibir la difusión de los resultados, deberíamos fortalecer la Agencia de la Calidad para que complemente esta información con otros indicadores sobre aspectos que también son importantes en el proceso educativo. Un sistema de calidad no se construye sobre la desinformación; el desafío radica en el uso efectivo de la información.

74.476 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.569 SEGUIDORES SÍGUENOS
9,476 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.424 SEGUIDORES SÍGUENOS