Puntos de Referencia N° 270, septiembre 2003.

Abastecimiento Eléctrico en el SIC: ¿Qué tan Probable es un Déficit?

Alexander Galetovic | Juan Carlos Olmedo |
  • Una de las secuelas del racionamiento eléctrico que ocurrió en 1998 y 1999 es el recurrente temor a que se repita. Este temor es azuzado porque los pronósticos de posibles déficit rara vez se sustentan con indicadores cuantitativos. Este trabajo estima la probabilidad de déficit en los próximos tres años hidrológicos usando el modelo Omsic, el mismo que se ocupa para operar el sistema.
  • La primera conclusión es que durante los próximos tres años hidrológicos (2004-5 [abril de 2004 a marzo de 2005], 2005-6 y 2006-7) la probabilidad de déficit —medida por la probabilidad de que la demanda proyectada sobrepase a la energía producida— no es alta: aún si ocurre una sequía extrema como la del año hidrológico 1998-99 no debiera ocurrir déficit alguno en 2004-5; la probabilidad de déficit en 2005-6 es cero en ocho de los 12 meses y en ninguno mayor que 5%; la probabilidad de déficit en 2006-7 es cero en seis de los 12 meses y en ninguno mayor que 3,6%.
  • Lo anterior no significa que los déficit sean imposibles, porque la hidrología en Chile es muy variable y nunca se pueden descartar sequías extremas. Si, por ejemplo, en cada uno de los próximos dos años ocurriera la hidrología más seca de la estadística (en cualquier caso un evento extremadamente improbable), casi no habría déficit durante 2004-5, pero en 2005-6 el déficit sería alto, poco menos de 2.300 MWh (equivalentes al 6% del consumo anual proyectado).
  • Aun en esa eventualidad, bastarían 325,6 MW de capacidad adicional transitoria (vale decir, aquella que se instala sólo una vez que el déficit es inminente y se retira una vez que termina la sequía) para eliminar por completo los déficit, algo menos que los 450 MW que instaló Endesa durante la crisis de 1998 y 1999.
  • La postergación de la entrada de la central Ralco (desde julio de 2004 a marzo de 2005) o un crecimiento algo más rápido de la demanda que el proyectado por la CNE no afectan mayormente la probabilidad de que ocurran déficit. Por otro lado, la situación de abastecimiento en 2006-7 podría ser algo más apretada si en 2006 no se instalan 250 MW de capacidad de generación adicional incluidas actualmente en el plan de obras de la CNE. En ese caso la probabilidad de déficit aumenta marginalmente y es un poco mayor que 5% durante cuatro meses. En cualquier caso, existen varios proyectos que podrían instalar capacidad igual o mayor a 250 MW.
  • En resumen, la probabilidad de déficit durante los próximos tres años hidrológicos es baja. Al mismo tiempo, y como es siempre el caso en el Sistema Interconectado Central, no se pueden descartar déficit ante eventos extremos tales como dos sequías seguidas tan secas como la peor de la estadística. Sin embargo, aún en ese caso, el déficit se podría superar con capacidad adicional transitoria menor de la que se instaló durante la crisis de 1998 y 1999.
66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS