Puntos de Referencia Nº 202, agosto 1998.

Algo está pasando en la DC. Encuesta CEP junio 1998

Ximena Hinzpeter |

La Democracia Cristiana es lejos el partido con el que más se identifican los chilenos. Un 25 por ciento de los encuestados respondió que se identifica con ella y demostró que se comporta como tal aprobando la conducción de Eduardo Frei 20 puntos porcentuales por encima del promedio del país.

Pese a la designación del precandidato DC en abril pasado, un 45 por ciento de los encuestados afines al partido prefiere a Ricardo Lagos como próximo Presidente de Chile. Zaldívar acapara un 11 por ciento de las preferencias de este grupo, en el cual aún existe un 19 por ciento que no sabe quién quiere que triunfe e incluso un 5 por ciento que está por Joaquín Lavín.

La fe de aquellos encuestados pro DC en el éxito de su propio candidato no parece muy arraigada, se revela más bien un ánimo pesimista frente a la probabilidad de ganar la elección presidencial. Un 56 por ciento cree que Ricardo Lagos tiene las mayores posibilidades de resultar elegido. Un 23 por ciento no sabe quién tiene la principal opción de triunfar, un 12 por ciento piensa que Andrés Zaldívar la posee y un 3 por ciento cree que Joaquín Lavín.

El grupo afín a la DC visualiza al precandidato presidencial del partido con un débil protagonismo dentro de la coalición gubernamental. Un 46 por ciento de ellos opina que la figura más importante de la Concertación es –exceptuando al Presidente Eduardo Frei– Ricardo Lagos. Los que consideran a Andrés Zaldívar la figura más importante de la alianza gubernamental alcanzan sólo un 9 por ciento.

El personaje mejor evaluado por los propios simpatizantes DC es Ricardo Lagos. No sólo obtiene la más alta evaluación positiva sino también la más baja negativa. No ocurre lo mismo con Andrés Zaldívar, quién en los últimos seis meses recibió un incremento significativo de opiniones negativas y muy negativas entre las personas afines a su partido, subiendo de un 5,5 por ciento a un 12,7 por ciento, diferencia que es estadísticamnete significativa.

El poliformismo de la adhesión a la Democracia Cristiana es a la vez su mayor ventaja y su principal debilidad. Su organización transversal, que cruza todo el espectro político, la transforma en un terreno fértil a las presiones donde izquierda y derecha actúan como factores centrífugos. Aquí tal vez está en parte la clave de ese algo que está pasando hoy en la DC.

72.401 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.233 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.188 SEGUIDORES SÍGUENOS
7.450 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.049 SEGUIDORES SÍGUENOS